Pantallas y niños: Tiempo de uso y exposición recomendado

tiempo de pantalla en niños

Entendemos por pantallas tanto televisores, como tabletas, móviles u ordenadores. Estas recomendaciones han sido creadas y compartidas por la Academia Americana de Pediatría, que se ha ido actualizando sobre este tema, sacando su última guía en 2016 y que sobretodo anima a los padres e hijos a promover hábitos saludables de consumo mediático desde pequeños. Personalizando un plan de consumo en las familias y compartiéndolo con los hijos.

También hay que tener en cuenta que si un niño tiene que dormir entre 9-12 horas (según su edad), y va a la escuela 8 al día, en las horas que quedan hay que buscar hueco para la higiene personal, la comida, actividad física, deberes (si hay) y tiempo en familia para hablar y compartir. Así que el tiempo de pantallas debería siemnpre estar supeditado al resto de tareas y obligaciones y nunca quitar horas de sueño o ejercicio físico.

La recomendación es de crear un Plan de uso mediático, personalizado para cada familia y sobretodo compartirlo con todos los cuidadores (en caso de que los niños estén al cuidado de abuelos o canguros) y enfatizar en que ese plan es personalizado para vuestra familia, y puede que otras familias lo tengan diferente, eso no quiere decir que el suyo tenga que cambniar.

 

Recomendaciones de horas exposición de niños en pantallas

Según la Academia Americana de Pediatria, el “screen time” o tiempo de pantallas en niños son las siguientes:

  • 0 – 2 años: Nada de pantallas
  • 2 – 5 años: Entre media y una hora al día
  • 7 – 12 años: una hora con un adulto delante. Nunca en horas de comidas
  • 12 – 15 años: Una hora y media. Mucho cuidado conlas redes sociales
  • + de 16 años: Dos horas. Los dormitorios no deben tener pantallas

Lo más importante es que las pantallas no interfieran en la vida normal de los niños, el tiempo en familia, el ejercicio o las horas de sueño.

Recomendaciones de horarios y lugares sin pantallas para niños

La AAP recomienda también seguir unas indicaciones con respecto a los lugares y momentos en los que las pantallas no pueden estar, es muy importante crear rutinas desde pequeños, y que estas normas se verbalicen o estén visibles claramente para los niños de la familia.

  • No usar móviles o pantallas una hora antes de ir a dormir
  • No usar móviles o tabletas a la hora de comer
  • Marcar un “tiempo en familia” en el que ningún miembro de la familia los usa (podría ser los fines de semana por la mañana, la hoar antes de ir al colegio..
  • Mientras se hacen tareas escolares
  • Mientras se está en la escuela
  • Mientras se está cruzando la calle
  • En el automovil (excepto en viajes largos)
  • No usar móviles en el cochecito o silla de paseo

Recomendaciones sobre contenidos digitales para niños

También da recomendaciones sobre el tipo de contenido. Que los menores no puedan descargar contenido sin autorización de un adulto, que se busque y contraste información sobre juegos y aplicaciones en organizaciones como Common Sense Media y que se respeten las edades recomendadas de los mismos.

  • Ver juntos contenido con un padre o un adulto (promueve la interacción y la discusión y aprenden mejor de programas y vídeos educativos cuando los ven junto a un adulto)
  • Jugar juntos a un videojuego (ayuda a los padres a conectar con sus hijos adolescentes, permite una mejor idea de cómo los hijos pasan el tiempo)

La importancia de la ciudadanía digital

Hablar con los niños de la educación y los buenos modales cuando se usan los medios de comunicación. De las consecuencias del acoso cibernético y qué hacer cuando se es víctima o se reconoce en terceros.

Otras pautas que pueden ser muy útiles

Hay que tener en cuenta que el comer viendo la televisión, o en su defecto móvil o tableta aumenta las probabilidades de sufrir obesidad.

La luz que emiten los dispositivos mientras se están cargando o en reposo en la habitación pueden afectar a la calidad del sueño, se recomienda tener un lugar de la casa (lejos del dormitorio) donde se cargan y dejan los dispositivos cuando no se están usando.

Tener también en cuenta la exposición a la publicidad, siempre es más recomendable ofrecer a los niños contenidos previamente descargados, juegos o aplicaciones que confiar en el contenido de cualquier cadena de televisión donde no se tienen en cuenta la edad o características de todos los menores.

La hora de la realidad

Ahora, sabiendo todo eso, vamos a la parte real, a la de que es un hermano pequeño que mira la televisión que ve el mayor, o a la de que todos sus compañeros de clase tienen móvil, o videoconsola y él se siente excluído porque no es así, o la de que estamos con otra familia, y esta en la hora de comer siempre tiene a los niños en la televisión o tableta y no puededes evitar que los tuyos también miren.

Explicarle el porqué de las normas, la ventajas y todas las otras cosas positivas que sí tiene y sobretodo el inculcar buenos hábitos desde pequeños es muy importante para no encontrarnos un problema. La gestión que hagamos los primeros tres o cuatro años de edad nos va a ayudar mucho a que sepan y entiendan unas normas básicas y les demos herramientas que les serán de gran utilidad para su educación y desarrollo como personas.